Visitar en dos días Salamanca – Lo mejor para ver

Esta pequeña escapada de dos días a la ciudad Salmantina la hicimos en un fin de semana que tuvimos libre en noviembre. Estábamos dudosos del destino puesto que en la mayor parte de la Península estaba nevando, y solo queríamos desconectar un par de días nada más, así que tras mucho deliberar el destino elegido fue Castilla y León, concretamente Salamanca.

¿Qué ver en Salamanca en dos días? ¡Vamos con nuestro itinerario del viaje a Salamanca!

El camino por autopista ya fue bastante complicado debido a la nieve, lo que nos retrasó un poco la llegada al hotel. El que elegimos en este caso fue un hotelito de 4 estrellas muy céntrico llamado Rona Dalba. Tras hacer el check in y dejar el coche en el parking concertado, fuimos directamente a comer, para coger energía para empezar a conocer la ciudad.

La primera parada que hicimos en esta ciudad fue, cómo no, la catedral.
Hay que llegar antes de las 17:15 que empiezan a ser los últimos pases. A nosotros por tener el carnet joven nos costó 4€/persona con precio reducido.
La entrada incluye la visita a la catedral vieja, nueva, claustro y museo. Se tarda poco más de media hora en recorrerla, a no ser que se vaya pendiente completamente de la audioguía, más en hacer las fotos en el exterior.

Tras mucho leer sobre ello, decidimos ir a lo que se llama “cueva de Salamanca”, donde según una tradición popular, impartía clase el diablo, lo que para nosotros resultó ser un poco decepcionante. Parece ser que el sitio está destinado a quedadas de jóvenes. No merece la pena visitarla, sólo porque tiene unas vistas de la ciudad, que tampoco son impresionantes desde ese punto.

Paseo por el Huerto de Calixto y Melibea

Después de salir de la cueva, fuimos directos al Huerto de Calixto y Melibea. Suponemos que por ser otoño el paisaje estaba falto de hojas, pero, aun así, es uno de los lugares de interés de Salamanca, y muy bonito para dar un paseo romántico y relajante. Desde él se pueden hacer buenas fotos de la catedral como obtener vistas de la ciudad. Y tampoco se tarda mucho en recorrerlo, salvo que dediquemos el tiempo a hacer unas cuantas fotografías.

Nos acercamos a la Universidad de Salamanca

Seguimos el recorrido y bajamos también a la famosa Universidad de Salamanca, como buenos turistas, uno de los monumentos imprescindibles si se visita dos días Salamanca ¡A buscar la rana en la fachada, ¡cómo no!

Hemos de decir que nos fue fácil encontrarla (Y bueno, quizás nos lo chivaron). La mayoría de tiendas de souvenirs de la ciudad tienen la característica calavera con la rana encima, ¡es algo típico!

Plaza Mayor de Salamanca

Tocaba darnos un descanso y fuimos a la Plaza Mayor, a tomarnos un café calentito para seguir con nuestro recorrido de la tarde. 

Es el centro de la vida social de la ciudad de Salamanca, terminaron su construcción en el año 1756. De arquitectura barroca, es una de las obras monumentales más  bonitas de España. En ella se sitúa la oficina de turismo de la ciudad.

Tras ello, nos acercamos a la Casa de las Conchas, que en la actualidad alberga la biblioteca pública de Salamanca, la entrada es gratuita.

Decidimos dar un pequeño paseo por la ciudad recorriendo sus calles, y sobre todo a ver la Plaza Mayor de noche, algo imperdible también si se va de viaje a Salamanca. A pesar de que hacía bastante frío, ¡Íbamos bien preparados! 

Buscando un lugar donde cenar, al final nos acercamos a probar un restaurante italiano que nos habían sugerido, ¡Y qué buena elección! A escasos metros de la Plaza Mayor, en el centro, se encuentra A’Tarantella. Si sois fan de la pasta, no puede faltar un almuerzo en este restaurante. ¡Hacen la carbonara como en Italia!

Tras acabar de cenar dimos un pequeño paseo hasta el hotel, hora de descansar puesto que, si el temporal nos lo permitía, iríamos a ver algún pueblo que nos habían recomendado, La Alberca o Candelario. Vamos, típico turismo de Salamanca.

Segundo día en Salamanca - Camino a La Alberca

Lo primero que hicimos al levantarnos por la mañana fue mirar el mapa de carreteras ¡El tiempo nos daría tregua y podríamos ir de ruta a algún pueblo! Nos decantamos por La Alberca, considerado uno de los pueblos más bonitos de España, ¡Y no nos pudo gustar más!

Una hora de viaje nos separaba de este pueblo de Salamanca, así que cogimos buenas energías en el desayuno, y nos preparamos para el viaje.

Recorriendo La Alberca

Nada más llegar, buscamos el mejor parking público/mejor zona ubicada para empezar a recorrer las calles de La Alberca. Como buenos turistas, usamos Google Maps para llegar a la Plaza Mayor de la Alberca, con el propósito de tomarnos un buen café caliente, y empezar la visita céntricamente.


La plaza central no puede ser más bonita. Es el punto de reunión de vecinos, y también de turistas. Adornada con preciosos balcones de flores, dando un colorido a la plaza maravilloso. ¡No se puede abandonar la plaza sin hacerse una foto en la fuente central! Además, hay varios puestos de productos típicos de la zona, como miel, castañas… Nosotros aprovechamos para hacernos con carne de la tierra, ¡Muy conocida!, y no dudamos en pedir una tapa típica de Jamón Serrano.

La Alberca es conocida por sus viejas casas combinadas de madera y piedra, una combinación arquitectónica que llama la atención desde el primer momento; sus calles empedradas con su característico olor a leña hacen que te enamores a cada paso. Dejamos por aquí un post a nuestro Instagram @jmtravel_ para que veáis fotos de ese día.

Todavía nos queda día para volver a Salamanca y seguir conociéndola. Tras otra hora de viaje, llegamos justo a la hora de comer.  No somos mucho de restaurantes caros, así que fuimos a un restaurante chino muy común en Salamanca, al lado de la Plaza Mayor, cerca de donde iríamos después.

Clerecía de San Marcos y subida a la Torre

Para obtener las mejores vistas de la ciudad de Salamanca, hay que subir a la torre de la clerecía de San Marcos, ubicada justo en frente de la Casa de las Conchas. Para subir hay dos tipos de entrada: sólo subida, y subida con recorrido por la clerecía. Nosotros nos decantamos por la entrada de sólo subida, y nos costó 6€ cada uno subir (los martes es gratis). 

Hicimos la subida justo al atardecer, para ver el contraste de la ciudad con la poca luz del sol y de noche. La subida y la bajada se hacen por la misma escalera, no es costosa y se hace con facilidad, no hace falta estar en forma.

DESDE LA CLERECIA

Las maravillosas vistas desde la Torre de la Clerecía, justo al atardecer.

Se puede subir a los campanarios, situados en ambas torres, y desde arriba del todo se obtienen unas vistas increíbles de la Catedral, así como de la ciudad de Salamanca y su centro histórico. Nosotros somos fans de subir al punto más alto de la ciudad, y más si se puede subir al atardecer ¡Las vistas siempre nos dejan maravillados!

Si vas a hacer una visita a Salamanca en 2 días, es uno de los monumentos que no puedes perderte, y a escasos minutos del centro.

Paseo por la calle del Toro

Tras salir de la Catedral nos fuimos a dar una vuelta por una de las calles comerciales más conocidas de Salamanca, la calle del Toro. Parte desde la Plaza mayor de Salamanca, y es un largo paseo con tiendas a ambos lados. 

Si eres fanático de las tiendas, puedes pasarte toda la tarde perdido en ellas. Podemos decir que nos pasamos el resto de la tarde paseando por ella; descubrimos que lo que antes era una antigua iglesia, ahora lo habían convertido en un Zara; vimos el Convento de San Esteban; nos tomamos unas castañas calentitas; llegamos hasta el Corte Inglés para seguir con las compras… y decidimos cenar por allí.

¡Es la noche que más frío pasamos, nadie nos avisó de este temporal! Nos tocó una buena caminata dirección vuelta al hotel para bajar la cena, disfrutando de estas calles las últimas horas, y para nada más llegar, hacer las maletas porque al día siguiente nos volveríamos a Madrid

Ahora os pondremos un breve resumen del gasto total de nuestra escapada de dos días a Salamanca, por si estáis pensando en visitarla, que os podáis hacer una idea del gasto que supone. Esperamos que nuestro recorrido por la ciudad os haya gustado, al menos siempre intentamos optimizar el tiempo llevando un mini recorrido establecido, aunque siempre nos gusta la aventura y dejarnos perder por las ciudades. Os leemos por los comentarios, a la par que, si os apetece, compartáis fotos de vuestro viaje a salamanca para que las podamos ver.

Gasto total del viaje de dos días a Salamanca

¿Quieres ver y disfrutar Salamanca en dos días? ¡Puedes! A continuación, os dejamos nuestro presupuesto, tanto de actividades del centro de la ciudad como de los alrededores.

¡Salamanca no es sólo ciudad de estudiantes!

  • Hotel Rona Dalba, dos noches, dos personas, alojamiento y desayuno más parking concertado = 175€
  • Visita a la Catedral de Salamanca, con audioguía incluida (Precio reducido carné joven) = 8€
  • Total de comidas y cenas en diferentes restaurantes los dos días = 60€
  • Compra de productos típicos de la tierra (carnes y embutidos) y souvenirs = 30€ aproximadamente
  • Subida a la torre de la clerecía de San Marcos, dos personas = 12€
  • GASTO TOTAL POR DOS PERSONAS EN NUESTRA ESCAPADA DE DOS DÍAS EN SALAMANCA = 285€