Lo mejor qué ver y hacer en El Escorial en 24 Horas

¿Pensando en visitar el Monasterio del Escorial? Nosotros hemos hecho una visita exprés al Escorial en 24 horas. Nos ha apetecido desconectar de todo el ajetreo de los trabajos así que, vamos con todo lo que podemos ver en San Lorenzo de El Escorial.

Cómo llegar al Monasterio de El Escorial

Primeramente, contaros cómo ir al Monasterio del Escorial. Dos medios de transportes suben a San Lorenzo del Escorial; La línea 661 de autobús Alsa interurbano sale del intercambiador de Moncloa (de la cual dejamos los horarios) y la renfe-cercanías línea C-8 llega hasta el lugar, partiendo del centro de Madrid; pero nosotros, como íbamos a pasar noche allí, fuimos en coche Hay varios aparcamientos públicos alrededor del monasterio, pero callejeando también se puede encontrar sitio, como hicimos nosotros. El hotel elegido se llama «Hotel Florida», situado justo enfrente del monasterio, visible desde la terraza de la habitación. El precio por noche en una suite junior (con jacuzzi incluido) es de 85€ las dos personas.

Entrar al Monasterio

El Monasterio, “Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial”, forma parte del Patrimonio Nacional. La entrada al Monasterio del Escorial se puede comprar in situ (la taquilla cierra una hora antes del cierre), o en la propia página web del Patrimonio Nacional.  El horario en invierno es de 10:00 a 18:00 de lunes a domingo; y en verano es de 10:00 a 20:00. La duración aproximada de la visita libre es de 2 horas. Nosotros compramos la entrada para visitar el monasterio por internet. El precio de la entrada general es de 12€, también aplican diversas reducciones, como por ser estudiante (6€), entre otras. Cogimos la visita a última hora de la tarde, para así poder ver el atardecer al acabar.

Como comentábamos, la visita dura aproximadamente 2 horas, no cogimos la audioguía porque queríamos hacerla a nuestro ritmo. Lo primero que vemos al entrar al Monasterio es la basílica. Además, como era un horario tarde, apenas había gente, así que pudimos disfrutarlo prácticamente vacío

Durante la visita se recorren varias estancias importantes, como la Gran Biblioteca Real, la sala de guerra, los palacios de los Borbones, y sobre todo el panteón de reyes.

A ambos lados del Monasterio se encuentran jardines cerrados por los que relajarse dando un agradable paseo. Sin duda, algo imprescindible ver en tu visita a El Escorial, y el mejor momento, al atardecer, puesto que nos regala una maravillosa estampa

Los Jardines del Fraile abren hasta las 18 horas en invierno y son de libre acceso. Desde ellos, se obtienen unas vistas maravillosas de la sierra de Madrid, a parte del lateral del Monasterio. Nosotros nos quedamos en estos jardines hasta completarse el atardecer, ya que nos quedamos prendados de la belleza y del ambiente que se respiraba.

Paseando el pueblo de San Lorenzo del Escorial

Tras acabar maravillados, el anochecer se acercaba, aunque todavía nos queda tarde por delante. Pusimos rumbo a buscar una merienda calentita y de paso perdernos por las calles. Hemos de decir que es importante llevar calzado cómodo, porque todas las calles son empedradas. Fue en la Plaza del Ayuntamiento, donde encontramos el sitio perfecto para tomarnos un café caliente. Se llama Paco Pastel, y fue tan grata la experiencia, que elegimos el mismo sitio para desayunar al día siguiente. Cada rincón del pueblo tiene su propio encanto, y a nosotros nos encanta descubrirlo, recorrer calles, andar sin rumbo fijo.  Para cenar, muchas son las ideas que teníamos en la cabeza, y muchas las recomendaciones a dónde no ir, así que tras deliberar, acabamos en un restaurante chino debajo de nuestro hotel. El frío empezaba al caer la noche, y nosotros nos fuimos a dar un agradable y caliente baño al jacuzzi de nuestra habitación, con las vistas nocturnas del Monasterio, y a descansar para los planes que tendríamos pensados para el día siguiente.

Amanece en San Lorenzo de El Escorial

¡En marcha! Un nuevo día nos espera, con planes por delante por hacer y por ver en San Lorenzo. Para nuestra sorpresa, el día empezaría nublado. Muy nublado. ¡Con las vistas que tenemos desde la terraza y no se ve nada! Nos dirigimos a desayunar con la esperanza de que el día mejorara un poco para seguir adelante con lo previsto para hoy. Hicimos tiempo después volviendo a los Jardines del Fraile y de paso verlos con luz del día. Pero lejos de mejorar, un nubarrón hace acto de presencia. 

Uno de los planes que teníamos para hoy, y desde luego algo importante de ver en El Escorial, pero muy a nuestro pesar, tenía que ser cancelado: íbamos a subir a la silla de Felipe II. La “silla” es un conjunto de plataformas escalonadas de granito, desde donde la cuál cuenta la leyenda que el rey Felipe II vigilaba las obras del Monasterio o, que duraron casi 20 años.

Aunque después, varias son las hipótesis de que dichos granitos no fueron labrados para ese fin debido a la distancia. El itinerario de la  subida a la “silla de Felipe” se realiza por un camino de montaña, para los que le guste la aventura y el senderismo, eso sí, ir bien equipados. Pero también cuenta con un parking para los que prefieran ir en coche. En la oficina de turismo que se sitúa en el Monasterio proporcionan toda la información al respecto.

Jardines de la Casita del Príncipe

Como no pudimos subir y la mañana avanzaba, decidimos seguir con lo demás planeado, acercarnos a los jardines de la Casita del Príncipe.

camino casita del principe

La entrada a los jardines de la casita del príncipe es gratuita. Aquí se ve el camino que lleva hasta la casa. El horario es de 10:00 a 20:00 de lunes a domingo. Es un largo paseo poblabo por encinas y robles. Al final del paseo se levanta la casita del príncipe. Aquí sí tendremos que pagar si queremos visitarla, 5€ con visita guiada tanto la casita como sus propios jardines, que cuentan con fuente, estanque, cascada, setos… Nosotros tuvimos que darnos la vuelta porque comenzó a llover y no teníamos dónde estar a cubierto. Pero, si vas a pasar un día en Escorial, es imperdible su visita.

Tras esta breve visita a los jardines de la Casita del Príncipe, emprendimos camino de vuelta al coche. No queríamos irnos de El Escorial sin dar un último paseo por las inmediaciones del Monasterio, queriendo hacer unas últimas instantáneas. Esperamos que os haya gustado y sido útil para saber qué ver en El Escorial.

Sin duda, si se quiere hacer un pequeño descanso de la ajetreada vida de la ciudad y del trabajo, pasar 24 horas en El Escorial, a escasos 60 Km del centro de Madrid, es una buena opción. Pero si ver El Escorial en 24 horas os parecen pocas, o necesitáis más días para una buena desconexión, también os dejamos la escapada de dos días que hicimos a Salamanca, por si queréis tomar ideas. Nos vemos también por los comentarios para conocer vuestras opiniones.

Deja un comentario